jueves, 23 de junio de 2011

Felices vacaciones.

   Voy a parar este blog en verano, y como les debo una explicación pues allá van unas cuantas:

  a) Porque dicen que va a hasé musa caló.
  b) Porque me sobran los análisis y me faltan las ilusiones.
  c) Porque me iré de viaje ergo volveré Dios mediante.
  d) Porque al volver todo será lamentar no haber ido a la India o África.
  e) Porque estoy indignao y no me pregunten por qué, que no lo sé muy bien.
  f) Porque en el Otoño todo renace con más fuerza y...¡ Ah sí, que eso era en Primavera!
  g) Porque un blog es cosa de dos, y al otro lado también se descansa, supongo.
  h) Porque necesito descongestionarme de medicina y derecho.
  i) Porque se me están acabando las fotos.
  j) Porque, al igual que el PSOE, necesito reflexionar y refundar este invento.
  k) Porque echo de menos desprenderme,un tiempo, de cosas de más.
  l) Porque estoy dejando de fumar y, quieras que no, la nicotina sí es útil para escribir. Bueno y para ir al baño, y para adelgazar...
  m) Porque vistos los numerosos aciertos en mi profecía del año, me estoy planteando seriamente pasar este blog a uno de adivinos.
  n) Porque he descubierto que el 85 % de visitantes me lee menos de 5 segundos, y yo no me llamo Zapatero, así que algo tengo que hacer.
  o) Porque un blog necesita su barbecho.
  p) Porque mucha gente entra aquí buscando medicina, y yo debo asegurar que esté en mis estantes.
  q) Porque después de Rajoy, el diseño de este blog es la segunda pesadilla de un asesor de imagen.
  r) Porque España cambia muy rápido y yo cada día soy más lento.
  s) Porque a veces uno tiene que equilibrar la balanza, entre cabeza y corazón.
  t) Porque como dicen en Colombia, después de verano viene "lo bravo", para todos.
  u) Porque ahora lo que está de moda es el tuiter y esas cosas, y como no sé manejarlas pues...
  v) Porque no sé a ustedes, pero a mi el verano me embota la cabeza.
  x) Porque si a los Rolling les va bien el decanso, no debe ser malo.
  y) Porque me parecía un buena forma de desearles felices vacaciones.
  z) Porque, sobretodo, me da la gana.

viernes, 17 de junio de 2011

El cielo no debe estar en una cinta de vídeo.

   Hace un par de días, por un paso de cebra y delante de mi automóvil, cruzaban dos ancianos cogidos de la mano con paso lento, y sin más conversación que un gesto de ella ante unos grafitis en una pared. Sabía que en esa escena había una entrada, una novela, todo un mundo.

   Tuve suerte, porque estos ancianos se han vuelto casi invisibles para todos nosotros, y si alguna vez reparamos en ellos es, acaso, porque nos molestan. Nos molestan si vienen a la consulta, si dan un aviso de de atención a domicilio, si reclaman una urgencia, si necesitan atención a una incontinencia de esfínteres, si se rompen una cadera, si pierden la cabeza, si se quedan en la cama, si se mueven demasiado, si no comen, si comen mucho, si no oyen, si lo escuchan todo, si de nada hablan, si de todo opinan, si viven, si se mueren...

   Tuve suerte, porque además vi a dos a la vez, y enamorados a juzgar por sus manos cogidas con cerca de noventa años en sus pies. Enamorados..., hoy cuando asumimos que tal estado dura unos pocos meses o años cuando no, como algunos piensan, es simplemente prescindible, o acaso se le pone un precio y se compra.

   Tuve suerte, porque en un momento de mi vida en el que empiezo a pensar que el cielo está grabado en alguna cinta de video por mi casa, esos dos ancianos me recuerdan que vivir es un present perfect continuous, un tiempo verbal inglés que fue, pero que continúa, una inconmensurable experiencia que no finaliza a los cuarenta y cinco años a pesar de cuanto diga el INEM.

   Tuve suerte, porque imaginé que tendrían hijos y que vivirían lejos, y que esos hijos serían buenos hijos que darían unas canas por verles con los ojos que yo les estaba viendo, justo en ese instante.

  Creo que cuando tenga que atender a una persona ya mayor, por la razón que sea, voy a recordar esta escena, sobre todo si tengo un mal día, que ya conocen ustedes el dicho de que "una mala tarde la tiene cualquiera", y de esta forma intentaré ser amable, escuchar con atención, y mostrar un sincero respeto por quien sólo tiene de ventaja haber vivido-sobrevivido más que yo. Nada más, y nada menos.

jueves, 9 de junio de 2011

Ley integral de igualdad de trato y no discriminación.

  Había un programa musical en la radio, titulado: "Versiones y perversiones". Con ocasión de una adaptación de Montserrat Caballé del "Hijo de la luna" de J. Mª. Cano, el presentador apostilló: "SENCILLAMENTE, INNECESARIA".
  Lo mismo pienso tras leer detenidamente este, ( ya hoy), Proyecto de Ley de la Ministra Pajín.

  La norma se autoencuadra en una nueva rama del derecho español: "el derecho antidiscriminatorio" (sin comentarios...) y dice que busca establecer unas infracciones y sanciones proporcionadas y razonables que permitan una compensación real de las víctimas. Ambas cosas parecen ser mentiras, por cuanto ni se aclaran qué conductas son sancionables y, además, las faltas leves se multan con 10.000 eurazos que, a mí por lo menos, me harían polvo el año. Pero es que además el destino de estas multas dudo yo que vaya a parar a la pobre víctima que, si quiere unos dineros, no le quedará más remedio de promover la responsabilidad civil o patrimonial que proceda, incluso si la cosa fuese penal.

  Pero sobre todo la norma es "expansiva", de voracidad implacable, abarcando todos los ámbitos de la vida mundial y sobrepasando, en tres motivos más y una cláusula abierta, los seis motivos exigidos por la normativa comunitaria. Ahora se añaden: identidad sexual, lengua y enfermedad, y es que la propia ley confiesa su deseo de meter a España en lo más avanzado del mundo mundial en estas materias.

   Crea una Autoridad independiente ( aunque es nombrada por el Gobierno) con funciones posiblemente solapadas con la Oficina del Defensor del Pueblo y, como ya dije, abarca todas las relaciones entre particulares en los ámbitos de la salud, vida política, economía, cultura, sociedad, acceso a bienes y servicios, participación, medios de comunicación, etc. Claro, el problema es que discriminar es, en su más simple acepción: "Seleccionar". Y ahí podemos encontrarnos con esa encantadora abuelita que sólo quiere alquilar su piso a mujeres porque los hombres son más guarros, o a hombres porque las inquilinas anteriores le salieron ranas, o todas las combinaciones que ustedes quieran y que estén basadas en que no quiero tal raza que no me van a pagar, o no quiero discapacitados porque no quiero follones con las obras, o no quiero gente sin empleo fijo, o no quiero extranjeros, o no quiero españoles, o no quiero gente del barsa, o yo qué sé...

   ¿Y las profesiones liberales? ¿Qué me dicen del ecologista-verde-brillante abogado que dice - de manera compresible - que no atiende al representante de una refineria o de una térmica?

   Los medios de comunicación, lo mismo. Cuidadín con los documentales que ponen, o las películas, que en nada que te descuides van a herir los sentimientos de sabe Dios qué raza, secta, religión, ideología política, modelo económico, etc. La educación, igual. Ni un duro si es un concertado de niños o niñas en exclusiva. Que digo yo que qué c... tiene que ver que sólo haya un sexo para que de ahí desemboquemos en discriminación. En mis tiempos en lo único que desembocaba éso era en muchas ganas de salir a la calle a ver niñas y hacerse uno amigo de ellas, no a discriminarlas desde luego...

   Y bueno, que no les quiero cansar, también tenemos perlas como la de que los representantes sindicales son los responsables de vigilar la discriminación en la empresa.

   La cosa no es broma, que ya les digo que por una mínima tontería te pueden meter un paquete de 10000 pavos. Así la cosa, y si esto se publica, voy a ir poniendo carteles a los lados de este blog diciendo:
   - Que aquí todo el mundo puede escribir en la lengua que le dé la gana.
   - Que todos pueden opinar, sean hombres, mujeres, y con la tendencia sexual que quieran tener.
   - Que no se excluye a nadie por razones de enfermedad o nivel socioeconómicocultural.
   - Que el origen racial o étnico, la edad, la religión o creencias, no serán nunca motivo de no aceptar un comentario, salvo en el caso de que en alguno de ello se haga referencia a mi señora madre, que creo yo que, en palabras de la ley, me serviría de:

   JUSTIFICACIÓN OBJETIVA Y RAZONABLE, SUFICIENTEMENTE ACREDITADA, DE LA MEDIDA ADOPTADA DE no publicar el susodicho comentario.

   ¡Y que Dios nos coja confesados!

martes, 31 de mayo de 2011

Movimiento 15-M y Derechos Humanos.

   En 1789, los representantes del pueblo francés, precisamente constituidos en Asamblea, consideraron que la ignorancia, el olvido y el desprecio de los derechos eran la única causa de los males públicos y la corrupción de los gobiernos, y estimaron necesario la proclamación solemne de estos derechos, sagrados, con el fin de que las reclamaciones de los ciudadanos lograran la felicidad de todos. Y dijeron que todos nacen y permanecen libres e iguales, que la meta de toda asociación política es la conservación de estos derechos, que toda autoridad tiene su origen en la Nación, que la libertad termina en el daño a los demás y que la ley (igual para todos) prohibirá esas acciones dañinas, que los puestos y empleos públicos no tendrán más discriminación que el talento y la virtud de los aspirantes, que todo ciudadano requerido por la ley (emanada del pueblo) debe obedecer y no oponer resistencia, que nadie debe ser inquietado por sus opiniones y que su libre comunicación es uno de los derechos más preciados del hombre, que la fuerza pública es para beneficio de todos y no de aquellos que la tienen a su cargo, que es necesaria una contribución económica de todos y proporcional a sus posibilidades, que todos tienen el derecho a vigilar esa contribución y a pedir cuentas de su mal uso, que nadie puede ser privado de sus bienes salvo necesidad acreditada e indemnización justa, y que toda sociedad sin garantía de derechos y separación de poderes en realidad carece de constitución.

   En el año 2011, el Movimiento 15-M hace unas propuestas algunas de las cuales me gustaría comentar:

  -Control del absentismo de la clase política: Pero también del de todos los trabajadores.
  - Imprescriptibilidad de los delitos de corrupción: ¿Y del resto de delitos de nuestro Código Penal no?
  - Eliminación de la inmunidad asociada al cargo: ¿Y si detienen a un par de diputados antes de una votación trascendental, aunque luego sea un error, qué hacemos?
  - Reparto de trabajo y reducción de jornada: ¿Sin la titulación exigida y la oposición aprobada, con quién reparto yo el mío?
  - Expropiación por el estado de las viviendas en stock: Estoy seguro de que un millón de ciudadanos aparte de mí estarán encantados de cambiar ladrillo por una indemnización previa y justa por parte del Estado.
  - Dación en pago para cancelar hipotecas: El problema son las tercas matemáticas que llevarán al banco a darnos menos y pedirnos más intereses.
  - Contratación de personal sanitario hasta acabar con las listas de espera: Espero que no procedan de la India, y que se acompañe esta medida de más quirófanos construidos y más responsabilidad de todos en el "uso" de los servicios sanitarios.
  - Supresión de gastos inútiles en las Administraciones Públicas: ¿No sería más sencillo hacer una lista con los gastos útiles?
  - Financiación pública para la investigación: ¿Pero en qué laboratorios hacían ustedes las prácticas cuando eran estudiantes?
  - Restablecimiento de los trenes que están sustituyendo al AVE a los precios originales: Si esto va en serio les sugiero remontarse a la diligencia y postas de caballos.
  - Prohibición de cualquier tipo de rescate a la banca: Al menos avísenme antes de tomar esta medida para que pueda sacar mis ahorrillos. ¡Ah, y miren a ver dónde ponen a los banqueros curritos en aquello de repartir el trabajo!
  - Prohibición de inversiones de la banca en paraísos fiscales: ¿Y a los famosos que salen en la tele?
  - Control real y efectivo del fraude fiscal: ¿Se lo digo al fontanero cuando vuelva a mi casa otra vez?
  - Protección de la libertad de información: ¿Aunque sean periodistas de intereconomía?
  - Referéndums obligatorios para las medidas que vengan de la Unión Europea: ¿Pero no decían ustedes que tenían asesores legales? ¡Hagánselo mirar, eh!
  -  Reducción del gasto militar: Espero que especifiquen algo más esta cuestión.
 
    Con muchas otras medidas estoy tan de acuerdo como ya lo estaba con la Declaración de 1789.

jueves, 26 de mayo de 2011

¿Qué sé yo?

   Hoy tengo ganas de escribir, pero no sé sobre qué... Y tampoco tengo ganas de echar mano de alguna ley y soltarles un tostón.

  Hay un chiste que me viene mucho, últimamente, a la cabeza. Es aquel que está en una fiesta y se acerca a una guapa chica: ¿Bailas? De manera rotunda ella le contesta "NO". "¿Y éso?" - protesta el galán -.
  ÉSO ES MI PRIMA Y TAMPOCO BAILA.

   Y es que los chistes es de las pocas cosas que son mejores cuanto más cortos.

   Creo yo que me viene tan tenaz porque, la verdad, no sé yo en nuestra política quién va a bailar con quien, y cuan surrealista puede ser la contestación en algún caso. Pero mucho mejor que un chiste es la vida misma, de manera que les narro brevemente una conversación teléfonica que tengo el gusto de coprotagonizar, y tan cierta como que me llamo Pepe. Ahí va:

  - (YO): Buenos días, ¿policía local?
  - (POLICÍA): Así es.
  - (YO): Verá usted soy (fulanito de tal) y vivo en (tal y tal) y tengo una duda sobre el aparcamiento en mi calle.
  - (POLICÍA): Pues dígame usted.
  - (YO): Resulta que si se aparca en los dos lados, un vehículo algo ancho pues no puede pasar, y en la ciudad en la que vivía antes, parece ser que había un reglamento que decía que sólo se podía aparcar en el lado derecho del sentido de la marcha...
  - (POLICÍA): Aquí no tenemos ese reglamento.
  - (YO): ¿Entonces?
  - (POLICÍA): Han de quedar 3 metros entre los coches.
  - (YO): No queda tanto.
  - (POLICÍA): Entonces sólo se puede aparcar a un lado.
  - (YO): ¿A qué lado?
  - (POLICÍA): Es indiferente.
  - (YO): ¿Y si un vehículo no puede pasar porque hay uno a cada lado aparcado?
  - (POLICÍA): Tendríamos que retirar uno.
  - (YO): ¿Cuál?
  - (POLICÏA): El último que haya aparcado.
  - (YO): ¿Y cómo van a saber ustedes cuál ha sido el último?
  - (POLICÍA): Mire, convendría que hiciese usted una consulta al Departamento Jurídico...

   Madre mía, vaya entrada.

lunes, 23 de mayo de 2011

Game over in Spain.

   Con precisión relojera hemos llegado a la debacle de un país que, acaso, nunca lo ha sido del todo. Pero es lo cierto que aquí estamos, instalados en la indivisión de poderes, en el nacionalismo creciente, en la economía de nuevos pobres, en la manipulación que ya ni manipula, en la mediocridad y la pereza disfrazada de derechos, en la mala prioridad de las prioridades, en el pan y circo de la educación institucional.

   Ya no nos va a quedar ni el deporte: Nadal empieza a perder, Alonso no gana, Contador en la cuerda floja, el Barsa que qué se yo si es un equipo español, la Selección que ya perdió por 4 contra Argentina, Gasol que ya parece que no está bien en LA, y menos mal que Valentino Rossi tiene ya unos años y Lorenzo es joven.

   He leído de todo hoy: análisis políticos, económicos, brillantes casi todos. Pero incompletos. Ninguno expone lo que nos espera, sólo el porqué de nuestra situación - bueno, mejor dicho, de la situación del PSOE -. El problema es que nuestra situación es la situación de este partido y de este gobierno; como quieras hasta por lo menos nueve o diez meses.

  Yo no sé ustedes, pero a mi me basta un día para hundirme, así que en 300 ni les cuento.

   ¿Y qué podemos hacer? Porque yo a la plaza no me voy, que entre la cadera izquierda que me da la lata y que no tolero ya las copas como antes, ¿qué c... voy a hacer allí? Además siempre se me han dado mal los trabajos manuales así que ni para hacer carteles...

   No vayan a pensar ustedes que pretendo deprimirles eh, Dios me libre de intentarlo.

   Aquí en mi tierra dicen mucho aquello de "no me gusta como caza la perrina" y creo yo que quiere decir que si no ves claro a alguien es que no es claro, y creo yo que nos vendría bien algo de claridad.

   Ah sí, que se me olvidaba, y que por favor no nos sigan tomando por tontos, que molesta ya un poco.

   Imagine...Joder, tenía que haber estudiado inglés.

   Buenas noches.

miércoles, 18 de mayo de 2011

El reintegro de gastos .

   El Real Decreto 1030/2006, por el que se establece la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud, indica en su art. 4: "la cartera de servicios comunes únicamente se facilitará por centros, establecimientos y servicios del Sistema Nacional de Salud, propios o concertados, salvo en situaciones de riesgo vital, cuando se justifique que no pudieron ser utilizados los medios de aquel. En esos casos...,se reembolsarán los gastos de la misma, una vez comprobado que no se pudieron utilizar oportunamente los servicios de aquel y que no constituye una utilización desviada o abusiva de esta excepción". 

   En primer lugar hay que considerar desterrado de este procedimiento de reintegro de gastos, aquellos producidos por una denegación injustificada de asistencia, que serían intrínsecos al cauce de la responsabilidad patrimonial de las administraciones públicas, por funcionamiento anormal del servicio público sanitario, incluyendo dicho gastos entre los daños y perjuicios susceptibles de indemnización.

   Así pues, nos centraremos en el concepto de "urgencia vital", creación de la jurisprudencia allá por 1975 que decía que no toda urgencia es de este carácter, sino "únicamente aquella que es más intensa y extremada y que se caracteriza fundamentalmente porque en ella está en riesgo la vida del afectado", doctrina matizada posteriormente por nuestro Tribunal Supremo: "existe necesidad de recibir asistencia sanitaria urgente y de carácter vital cuando la referida asistencia es precisa para conservar la vida, los aparatos y órganos del cuerpo humano o su mejor funcionalidad o para lograr una mejor calidad de vida y menor sufrimiento".

   Centrado el tema, repasemos entonces los requisitos para acceder a - que no solicitar - un reintegro de gastos por asistencia sanitaria fuera del sistema público sanitario. Y es que recuerdo a un compañero que aseguraba haber visto solicitudes de reintegro de gastos por el coste de unos cuentos del Pato Donald, y es que hay gente pa tó. Claro que hoy día ya nadie lee estos cuentos. En fin, sigo:

  - Que se trate de un riesgo inminente para la vida, o de pérdida de órganos o miembros fundamentales.
  - Que se trate de un hecho imprevisible, súbito y repentino, excluyéndose intervenciones programadas, listas de espera, y aquellas actuaciones del curso normal de un proceso asistencial a cargo de lo público.
  - En palabras del Tribunal Supremo: "la aparición súbita de un cuadro clínico que requiere una inmediata atención, imposibilitando acudir al servicio médico asignado".
  - Que no se pudieron utilizar oportunamente los servicios sanitarios públicos, y que no constituya una utilización desviada o abusiva de esta excepción. Ojo, que el T. Supremo excluye de esta guisa a las famosas "listas de espera", a salvo lógicamente de la concurrencia de urgencia vital, y en general excluye los actos de los pacientes que obedecen a una lógica caprichosa e irrazonable. También, excluye la "obediencia" del paciente a consejos o recomendaciones de los médicos del sistema público, para acudir a un determinado centro privado. Les recuerdo que hay una canalización de pacientes a centros privados o concertados que puede hacerse de manera oficial, y que no entra, claro está, en el tema de reintegro de gastos que estamos tratando.
  - Que se trate de prestaciones sanitarias financiadas por el Sistema Sanitario Público y realizadas con técnicas o tratamientos disponibles en el mismo. Lo mismo les digo, hay procedimientos para solicitar tratamientos novedosos, que dudo que se los concedan, pero que no van por reintegro de gastos.
  - Y bueno, pues que se solicite el reintegro, claro.

  Y ahora mismo no recuerdo si era Mariano o Aznar, al que pillaron a micrófono cerrado diciendo aquello de: "menudo rollo les he soltao".

   Buenos días.

miércoles, 11 de mayo de 2011

La soberanía reside en el pueblo español.

  Así lo proclama el artículo 1.2 de nuestra vigente Constitución del 78, y añade que de este pueblo español "emanan los poderes del Estado".

   He dudado mucho entre esta entrada y otra que analizara si el Barsa es lo que es gracias a los árbitros, pero me he inclinado por el tema de la soberanía no sea que pierda algún lector culé, que seguro que alguno hay.

  Sin embargo, a menudo olvidamos que "nosotros" tenemos el poder. Hemos metabolizado que son los políticos y sus partidos los que tienen ese preciado objeto del deseo, pero no es así. Ellos pueden confeccionar sus listas cerradas, pueden establecer el sistema de reparto de escaños, las circunscripciones, e incluso si alguien puede o no presentarse, pero no pueden, repito, "no pueden darse el poder a sí mismos". Este pequeño matiz lo decido yo, y tú, y tú, y tú...

  Sin ese poder de cada uno de nosotros, la alternativa es "el líder", por la razón que sea: nacimiento noble, méritos, golpe de estado, riqueza, qué más da...

   Como decía el tío de Spiderman: "un gran poder exige una gran responsabilidad". En cada convocatoria electoral vamos a otorgar nuestra parcela de poder a unos individuos, con nombre y apellidos, con historia, con valores y defectos, con intenciones transparentes o veladas. Esos personajes son un puzzle, y nada más que un puzzle que se desmoronaría sin nosotros, y ellos ¿lo saben? Pues no, no lo saben. Ellos creen que el poder lo reciben de la inclusión por su partido en las listas, y a partir de ahí lo ejercerán.

   Esto es terrible. Del poder del partido se pasa a la unidad de voto, y de la unidad de voto a la inquietante conclusión de sólo serían necesarios parlamentos de, apenas, 7 u 8 personas, una por partido. Eso sí, sería muy barato de mantener...

   No podemos olvidar lo que somos, no podemos permitir que la partidocracia sustituya a la democracia, no podemos tolerar que la legitimidad democrática disfrace al líder. No podemos resignarnos a no ser nada, a ser súbditos, comediantes cada x años. Nosotros, yo, tú, somos los dueños de nuestro destino, y no las víctimas del destino que otros quieran hacernos creer.

   El próximo 22 de mayo cuando ejerza mi derecho al voto ( que incluye votar o no), "yo tengo el poder".

   ¡Caramba, suena como si fuese un superhéroe!

viernes, 6 de mayo de 2011

¿Habrá rescate en España?

  Hace un par de días se han publicado algunas de las "condiciones" que deberá cumplir nuestro vecino Portugal, con ocasión del famoso rescate por parte de la UE y el FMI. Cito algunas de memoria: bajada grosera de sueldos; reducción del número de ayuntamientos y entidades locales; copago en educación, sanidad y otros servicios sociales; disminución del número de funcionarios; "al carajo" el AVE a partir de Extremadura; elevados intereses para la devolución del préstamo; etc, etc...

  Yo, que estuve allí por última vez hará unos meses, ya observé que "están jodidos" mis queridos portugueses. No había calefacción en cafeterías céntricas ni en el hotel en que me quedé ( por cierto, estaba abierto el día en el que a la dueña le estaban enterrando a su hija y, aparte de nosotros, todo lo que allí había eran familiares dando el pésame); no había gente en los bares; no había ilusión... Desgraciadamente, en eso consiste un rescate económico, más allá de datos macro y declaraciones enfáticas de apoyo por parte del mundo mundial.

   ¿Y de lo mío qué? ¿Qué pasa con España?

   Mis amigos dicen que soy un pesimista, y es verdad, y la culpa la tiene mi manía de leer lo que no me interesa. Soy de los pocos que piensa que España va a ser rescatada, y me temo que antes del turrón. ¿ Y por qué? Veámoslo.

   - La inversión en ladrillo de la mayor parte de la población que nos lleva a un empobrecimiento inexorable, ya que al parecer no se ve fondo en los precios de la vivienda.

   - La interinidad política que nos espera hasta marzo de 2012, si es que se cumplen las previsiones de victoria de Mariano.

   - La tradición histórica de esta europa nuestra que jamás estuvo unida, que nos lleva a pensar que, para Alemania, Francia e Inglaterra, somos como ese vecino petulante al que nos jode saludar.

   - Que quieras que no, aquí no hay mucha unidad nacional.

   - Ese indicador centinela que es la bajada en el consumo de copas.

   - Y sobre todo, como se oye ahora por ahí, me temo que en España "no cabe ya un tonto más". Y los listos se nos van al extranjero.

   En fin, ojalá me equivoque.

martes, 26 de abril de 2011

Responsabilidad patrimonial. Consentimiento Informado.

  Sigo con entradas relacionadas con el quehacer sanitario y la doctrina del Tribunal Supremo. En este caso me detendré en la información necesaria para el enfermo, y en su consentimiento a la realización de pruebas o intervenciones que supongan una relación riesgo/beneficio a sopesar. La Ley 41/2002, de 14 de noviembre, ley básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica, amplía el requisito del consentimiento informado no sólo a las intervenciones sino también a procedimientos diagnosticos y terapéuticos invasores y, en general, aplicación de procedimientos que supongan riesgos o inconvenientes de notoria y previsible repercusión negativa sobre la salud del paciente.

   Es doctrina constante y reiterada de nuestro Tribunal, en el sentido de que la falta de consentimiento constituye una mala praxis ad hoc, pero que no da lugar a responsabilidad patromonial per se si del acto médico no se deriva daño alguno para el recurrente, y así ante la falta de daño no parece relevante la ausencia o no del consentimiento informado, o la forma en que éste se prestara. Es decir, que la falta de esa información se considera como manifestación del funcionamiento anormal del servicio sanitario.

   Es necesario que el documento en que se presta el consentimiento por el paciente no constituya un simple documento de consentimiento informado genérico, sino que se adecue a las necesarias exigencias de concreción en cuanto a la específica intervención quirúrgica a la que aquel paciente va a ser sometido, y debe explicar si dicha intervención no garantiza la resolución total del padecimiento que sufra. De lo contrario, se le privaría de tomar la decisión que en uso de su autonomía y dignidad personal considere más oportuna. Lo mismo cabe para las pruebas diagnósticas en las que hay que informar de los riesgos que entrañan, y de las consecuencias que de las mismas puedan derivar.

   Al hilo de falta de apreciación en la realización de una adecuada información, sirva la Sentencia 1209/2011 de la Sala de lo Contencioso del Tribunal Supremo en la que: "es preciso dejar sentado que el documento en el que se recoge el CI de la paciente, más concretamente su exclusiva firma, no recoge información alguna al aparecer las casillas en blanco...Sin embargo esta falta de información escrita habría sido suplida -así se dice en los recursos - mediante manifestaciones verbales, circunstancia que no acreditan de forma alguna pero que deducen de la relación existente entre la paciente y los facultativos que la atendían...,no puede entenderse satisfecha la exigencia legal del adecuado consentimiento informado pues no sólo falta toda indicación escrita de riesgos, alternativas y demás consecuencias que la intervención en cuestión podían suponer para la recurrente, sino que falta también toda justificación sobre la posible existencia de la adecuada información verbal, cuya acreditación corresponde a la Administración según la jurisprudencia uniforme de esta Sala, sin que pueda estar basada esa justificación en meras conjeturas..."

   Pues bien, con todo, estos ojitos míos han visto en pleno S XXI como un celador da a la familia el famoso papelito, mientras les espeta un castizo: "...y me firme uste aquí..."

   ¡Cosas veredes!

viernes, 15 de abril de 2011

Reformas y Crisis Económica.

  Sin saber de economía, voy a recurrir a la comparación entre las cuentas de una familia y las de un país. ¿Y por qué? Ya lo veremos...

   Si ha llegado el momento en el que los ingresos ( bajada de sueldo, apretón fiscal) son menores; y los gastos están aumentando -fíjense que digo están y no que han aumentado- ( sube el combustible, la electricidad, el IVA, el tabaco, las copas, la alimentación, y todo eso que es apretón fiscal e IPC, amén de los tipos de interés para mi hipotequita media de 120.000 pavos), ha llegado el momento de hacer balance en mi estado de bienestar,o sea, en cómo vivo.

   Si tengo capacidad de ahorro, y quiero seguir viviendo exactamente igual, no hay mayor problema. Ahorro menos y punto.

   Un inciso: mi estado de bienestar es el siguiente: como o ceno fuera de casa un par de veces al mes, cervecitas un día a la semana, una vez al cine al mes, 12 cigarritos/ día hasta que deje de fumar, clases particulares de los niños, la señora de la limpieza, alimentación e higiene de capricho, un viajecito cada 4 meses, teléfonos e internete, tv de pago, gimnasio, dinerito para chucherías de los niños, seguro médico privado, algo de ropa o calzado "en vez en cuando", etc.

   Dejo aparte lo que llamo gasto comprometido, a saber: trampas de hipotecas, coche y muebles; alimentación e higiene no de capricho, clases obligatorias de los niños, mantenimiento de la casa y coche; seguros varios; electricidad, gas y gasolina; impuestos tipo IBI o IRPF; ropa o calzado obligatorio; etc.

   Dejando aparte que pueda tocarme la lotería, si ya me he comido mi capacidad de ahorro, o lo que es peor, nunca la he tenido, he llegado a lo que se llama: TOY EN CRISIS ECONÓMICA. ¿Qué hago? Pues tengo dos opciones: si quiero mantener mi estado de bienestar no me queda otra que pedir dinero prestado, con lo que aumentaré mi gasto comprometido y...ay... aumentará mi crisis con el tiempo. La otra opción está clara: disminuir mi estado de bienestar. Y aquí quería yo llegar.

   ¿Por dónde recorto? Si dejamos esa facilita de dejar de fumar y el gimnasio y la tele de pago, entramos ya en un terreno complicado, con cositas que nos han costado mucho tener y de las que no queremos prescindir.

   Pues así estamos, amigos. Mejor dicho, así deberíamos estar y no pidiendo dienero prestado.

   Quiero llegar aquí porque nuestro Estado de Bienestar se muere. O cambia, si prefieren verlo así. No queda otra. Ya sé que muchos de ustedes piensan que, en realidad, estoy partiendo de una premisa falsa cual es dar por consolidado el gasto comprometido, y sé también que muchos de ustedes piensan que ahí habría que atacar. ¿Cuál es nuestro gasto comprometido? Administraciones Públicas multiplicadas, Autonomías, un Universo de cargos políticos, otro Universo de Instituciones Públicas, una Deuda qué es algo más que una hipotequita media, etc, etc.

   Esto es lo que hay, como en cualquier familia. O jodemos el Estado del Bienestar, o atacamos nuestro Gasto Comprometido. Si ustedes lo piensan por un momento, esto no es ni izquierda ni derecha ideológica. Es, simplemente, sentido común.

   Buen fin de semana.

martes, 12 de abril de 2011

Responsabilidad patrimonial. Pérdida de oportunidad.

   He decidido abrir una línea de entradas con jurisprudencia del Supremo, sobre temas de interés -espero-.

  La responsabilidad de las administraciones públicas es objetiva al residenciarse en el resultado antijurídico. En el ámbito sanitario constituye una obligación de medios, no exigiéndose a los servicios públicos de salud más que una actuación correcta y a tiempo, conforme a las técnicas vigentes en función del conocimiento de la práctica médica.

   Nuestra jurisprudencia - creo desde 2005- denomina "pérdida de oportunidad", a una privación de expectativas que se concreta en que basta con cierta probabilidad de que la actuación médica pudiera evitar el daño, aunque no quepa afirmarlo con certeza para que proceda la indemnización, por la totalidad del daño sufrido, pero sí para reconocerla en una cifra que estimativamente tenga en cuenta la pérdida de posibilidades de curación que el paciente sufrió como consecuencia de ese diagnóstico tardío de su enfermedad, pues, aunque la incertidumbre en los resultados es consustancial a la práctica de la medicina (circunstancia que explica la inexistencia de un derecho a la curación) los ciudadanos deben contar frente a sus servicios públicos de la salud con la garantía de que, al menos, van a ser tratados con diligencia aplicando los medios y los instrumentos que la ciencia médica posee a disposición de las administraciones sanitarias.

   La definición está tomada de Sentencia del TS, Sala de lo Contencioso, recurso de casación, nº de recurso: 863 / 2008.

   La cuestión es de la mayor importancia, por cuanto podemos deducir dos rápidas conclusiones:
   1º) No siempre algo no hecho, o hecho a destiempo, va a conllevar el pago de la indemnización sino que habrá que sopesar si ello influyó en el resultado dañoso, concretado aquí en esa pérdida de oportunidad de una mejor curación para el paciente.
   2º) Ese "basta con cierta probabilidad" quedará al juicio de su Señoría a la vista, lógicamente, de las pruebas presentadas, y moderará el importe de lo reclamado.

  
   Por otra parte...¿Cómo veis el madrid-barsa del próximo sábado? ¿Con cierta probabilidad para el Madrid...?

   Buenos días.

martes, 5 de abril de 2011

¿Por una Ley de Maldad Sostenible?

  Así es, amigas y amigos. Esta es mi propuesta de hoy mismo, de este interín. Razonémosla.

   Un absoluto desprecio por el esfuerzo unido a un "ansia infinita" (no de paz, no) sino de dinero; un "nos interesa que haya tensión" unida a un revisionismo histórico basado en la contienda y el enfrentamiento; una apuesta delirante por I+ D+I...en ladrillos y cemento; un si acaso unas risas por pudor ante una corrupción "casi" generalizada; una "conjunción planetaria" entre el peor gobernante desde Fernando VII y - probablemente - el peor jefe de oposición; unos medios de comunicación sesgados en su ideario bajo el amparo de un desempleo atroz en nuestros periodistas; una Justicia - ay - que no parece sino que fueran varias por momentos; una agobiante moda de delirio político de fino acabado; un arte español sostenido por Torrente, el del techo de la ONU en Ginebra y la Baronesa Thyssen; unos jóvenes que no pueden ser hombres en un 45 %, subsistiendo gracias a hombres que no pudieron ser jóvenes; un galopante "des" ante esperanza, encanto, naturaleza, confianza; y una democracia que desde finales del XVIII ya va necesitando una manita de pintura.

   ¿Y qué tenemos ante todo lo anterior? ¿Cómo sobrevivir a esa nada inmisericorde?

   Tenemos la ternura de nuestros seres queridos, nuestro buen hacer cotidiano, la honradez en nuestros actos, la sonrisa ante los demás y la risa de uno mismo; y aunque no seamos norteamericanos: "la búsqueda de la propia felicidad".

   ¿Entonces, qué nos hace falta?

   Una Ley de Maldad Sostenible, y que se cumpla y haga cumplir por nuestro Rey y sus Jueces. Necesitamos una caterva de políticos de maldad tolerable. Ese es el tratamiento que necesita este país.

   Votemos, pues, en esas próximas elecciones por políticos que legislen en tal sentido; pongamos nosotros la palabra democracia y ellos la de "representativa". ¡Represéntenme!

   ¿Cómo dices...? Vaya, no había caído en que quizás..., no haya.

lunes, 28 de marzo de 2011

Las guerras y la ONU.

  La Carta de las Naciones Unidas consagra, en su artículo 2, el principio general de prohibición de uso de la fuerza, pero establece excepciones en sus artículos 51, 42 y 107, a saber: la legítima defensa; para mantener o restablecer la paz y seguridad internacionales decidida por el Consejo de Seguridad; y las acciones contra estados enemigos en rebrote de hostilidades al fin de la Segunda Guerra Mundial.

   En 1974, la Resolución 3314 admite la defensa anticipada ante amenazas inminentes, pero no ante amenazas latentes, y queda en manos del Consejo de Seguridad la cuestión de si se ha cometido un acto de agresión.

   Esta legítima defensa fue alegada por el Gobierno de los EEUU para justificar el uso de la fuerza en respuesta a los ataques terroristas de septiembre de 2011, y así lo aprueba el Consejo de Seguridad en la Resolución 1368. La doctrina internacionalista se ha preguntado si se daban las condiciones para recurrir al uso de la fuerza (aprobación de medidas militares, existencia de ataque armado, requisitos de inmediatez, provisionalidad y subsidiariedad, etc). Se trataría de una extensión del derecho de legítima defensa, deducido de la aceptación por la Comunidad Internacional de la respuesta militar de EEUU ante Afganistan.

   En marzo de 2003 se produce una intervención militar de fuerzas estadounidenses y británicas, con el apoyo de otros países entre los que se encontraba España, contra Irak, mediante la Resolución 1441. Según unos, no contaba con la aprobación expresa del Consejo de Seguridad; según otros tenía una base jurídica suficiente que se remitía a resoluciones anteriores ( 687 y 678) que ya permitían el uso de todos los medios necesarios incluyendo los militares, y que una nueva Resolución no era jurídicamente indispensable.

   Igualmente son ampliaciones de este nuevo derecho al uso de la fuerza los siguientes: el uso por movimientos de liberación nacional; las intervenciones de carácter humanitario; la protección de ciudadanos y de intereses nacionales.

   Al hilo de esta extensión sirvan las operaciones militares de la OTAN en 1999 sobre la antigua Yugoslavia, sin el apoyo de una resolución del Consejo de Seguridad basada en el Capítulo VII de la Carta.

   De alguna manera los que subyace es la prohibición general de intervenir sin la decisión del Consejo de Seguridad, y el problema de qué hacer si no adopta ninguna decisión o medida colectiva necesaria.

   Ahora, en Libia,  la Resolución 1970 del Consejo de Seguridad adopta diversas medidas de exigencia ( envío de una comisión de investigación, respeto de derechos humanos, embargo, etc). De otro lado, y posteriormente, la Resolución 1973 autoriza al uso de todas las medidas necesarias excluyendo la ocupación sobre cualquier parte del territorio libio, y así establece una zona de exclusión de vuelos para proteger a civiles.

   Sé que hay un importante debate ideológico sobre el tema de Irak y el de Libia, pero desde un punto de vista de Derecho Internacional Público, las cuestiones son las apuntadas más arriba. De una Carta de Naciones Unidas se ha ido pasando a una extensión de los supuestos, con un discutible ( en el buen sentido de la palabra discutir) apoyo consuetudinario por parte de la Comunidad Internacional. Tengamos en cuenta el lenguaje de la ONU, y así vemos que de medidas de adopción de medidas necesarias y exclusión de vuelos para protección de civiles, estamos ya en unos pepinazos sobre objetivos militares que son una guerra aérea en toda regla.

   Juzguen ustedes, pero por si les suena a chino lo de la extensión de lo contemplado en la Carta de Naciones Unidas, no tienen más que leer algunos artículos de nuestra Constitución Española y ver después Sentencias del Tribunal Constitucional que los aclaran, enmiendan, modifican, extienden o restringen, de tal forma que a veces quedan que "no los conoce ni la madre que los parió".

   Buenos días.

lunes, 21 de marzo de 2011

Una función pública que no funciona.

   En España, al igual que algún otro país, las personas que trabajan para la Administración Pública no son siempre las mejor preparadas. ¿Por qué? Veamos de que polvos proceden estos barros.

   En 1984, la Ley 30/1984 de Medidas para la Reforma de la Función Pública, sin derogar  la Ley de Funcionarios de 1964, admitía un "régimen paralelo de Derecho Laboral", por una parte laboralizando el régimen de la Función Pública ( sobre todo en la progresión o carrera profesional vinculada a trabajar tiempo en el mismo sitio), y por otro admitiendo un régimen paralelo de contratación laboral con la mayor de las ambiciones que, algo después, tumbó en parte el Tribunal Constitucional en su sentencia 99/1987.

   De vuelta a la carga, ya la Ley 7/2007 del Estatuto Básico del empleado Público lleva, como cerezita, la intención política de quitar competencias básicas del Estado en Función Pública, en favor de las Comunidades Autónomas, lo que da y dará una espiral de agravios comparativos entre los empleados de los distintos países que forman esta España nuestra. Pero sobre todo, más empleo público laboral, equiparando este régimen al funcionario, si no mejor porque quizás sea más tuteladora de derechos la jurisdicción laboral que la contencioso-administrativa.

   La situación ha sido la contratación en régimen laboral, cada vez mayor, y alejada de las servidumbres de sistemas de acceso a puestos de funcionarios mediante pruebas, específicas y competitivas muy rigurosas, y que ahora han pasado a ser: bien sin prueba alguna por favores políticos; o bien a través de procesos selectivos que podríamos calificar como "de cachondeo", en comparación con los procesos para adquirir la condición de funcionario.

   Como "una vez dentro e interino", ya desde la Ley 23/1988 de Modificación de la Reforma de la Función Pública, se admiten las "oposiciones con mochila" ( es decir que se reconoce como mérito en las oposiciones, el tiempo trabajado en régimen laboral en ese puesto), pues la jugada es maestra: la partidocracia mete a los suyos ( que como los zombies cada vez son más) de relajada manera y, posteriormente, les hace fijos en también relajadas oposiciones que valoran méritos que sólo ellos tienen.

   Ya de otro lado, y esto no está escrito en las leyes (claro está), viene una cuando menos inquietante aquiescencia de los sindicatos en sistemas de oposición que, cuando menos, le causan a uno extrañeza e inquietud. Me refiero a exámenes cuyo contenido se basa en supuestos prácticos, previamente diseñados por el Tribunal, y en ausencia de temario, exámenes de desarrollo escrito por sorteo; exposición de temas de manera oral pública y por sorteo previo, etc.

   El resultado, con los años, es obvio. Se está colando, entre gente muy bien preparada y válida que a veces no logra aprobar, una caterva de formación pésima, y cuyo único mérito es la pertenencia a algún partido, o la amistad con alguien. Esto da una mala fama, y una injusta fama, a TODOS los funcionarios.

   Y ya otro día, si quieren, les hablo de sueldos, de esos famosos sueldos que dice la gente que cobran los funcionarios. Ahí ya no hay ni disimulo ni verguenza en laboralizar las principales administraciones independientes o reguladoras de este país ( Banco de España, CNMV, Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, Ente Gestor de Infraestructuras Ferroviarias, etc, etc, etc...), que es donde se gana de verdad dinero.

miércoles, 16 de marzo de 2011

Made in Japan.

   Decía un asesor a alto nivel de la Unión Europea que, los políticos, necesitan los Informes Técnicos como el borracho a la farola: "para apoyarse, pero no para alumbrarse". Es una gran verdad contrastada a diario: no hay más que ver como nuestros responsables echan mano de estos informes cuando hay algún percance, y como los ignoran cuando se trata de planificar con cordura cualquier aspecto.

   Pero en lo que está ocurriendo en Japón, en lo referido a las centrales nucleares dañadas, ya el aforismo visto arriba no resulta tan claro. Me explico. En diversos medios de comunicación, en los últimos días, he escuchado a unos cuantos expertos sobre el tema de la seguridad - o inseguridad - nuclear, y he llegado a no saber dónde tengo la cabeza. Según unos esto se veía venir y hay que ir a otras fuentes de energía; según otros aquí no está pasando nada y todo se arregla con una ducha (con jabón, claro).

   Lo curioso es que una mínima búsqueda en internet te lleva a elementales puntos de partida, y cito como ejemplo el de no construir centrales en lugares con aumentada incidencia sísmica o en terrenos inundables. ¿Cómo puede ser, entonces, que esta central de Fukushima (o algo así) esté justo en esas dos variables? No entiendo nada, la verdad.

   Otra cuestión que me sorprende, desde un punto de vista médico, es la soflama de las pastillas de iodo como garantía de inmunidad para el tiroides. ¿Pero y el resto de mis órganos? Que yo sepa estoy compuesto de tiroides, tubo digestivo, médula ósea, pulmones, y hasta una cosas muy pequeñitas que se llaman cromosomas y llevan dentro un ADN, que vaya usted a saber cómo queda si me da por tener hijos. Claro está que, hay que reconocerlo, peor es la soflama de una buena ducha...

   A mí de todas formas, la imagen que más me ha impactado son unos libros infantiles sucios y medio destrozados entre los escombros, porque me hacen sentir que mi cabeza, ésa que los técnicos confunden, vuelve a su sitio, al de la ternura y el cariño por las víctimas que, por cierto, no tengo suficientes sombreros que quitarme ante su ejemplar comportamiento.

   Quizás esta hostia de la naturaleza haya sucedido allí por esta razón, porque es de los contados pueblos sobre la tierra con una capacidad de trabajo, paciencia, disciplina, organización y respeto a sus muertos, capaz de hacerles resurgir a no muy tardar.

   No soy muy aficcionado a los Kyoto I, II, III, o por dónde vayan ( que en esto pasa como las películas de Rocky, que nadie sabe cuántas van), pero tengo para mí, amigas y amigos, que o los cumplimos o esta pelota viva sobre la que caminamos nos va a seguir dando de lo lindo.

   Y lamentablemente no todos somos japoneses.

jueves, 10 de marzo de 2011

El cementerio de Praga.

  Acabo de leerlo y me apetece hablar de este libro de Umberto Eco. Como relación con este blog sirva la licenciatura en derecho del protagonista, el Capitán Simonini. Un individuo esquizoide, inteligente y carente por completo de dignidad o vergüenza, perfeccionista en su trabajo, misógino y sibarita del paladar. El caso es que este impresentable te acaba cayendo bien; no sabría explicar el porqué.

   De otro lado, la literatura de Eco ( a quien en cierta ocasión le escuché decir que todo escritor aspira escribir un Quijote, y al acabar la primera página ya sabe que no lo logrará) es magnífica, culta, documentada, y sobre todo irónica. Es admirable como este hombre destroza decorados: masones, jesuitas, antisemitas...

   Por cierto, no se pierdan las disquisiciones psiquiátricas de algunos personajes; son magníficas, dignas de la teletienda sus terapias. Que si el hipnotismo, que si el magnetismo, una delicia. Por supuesto todas las teorías coinciden en no curar absolutamente a nadie.

   Pero el plato (nunca mejor dicho) principal es el de los servicios de inteligencia. ¡Qué maravilla de funcionamiento! Esta banda se ríe literalmente de todo usando cualquier medio para sus fines: ahora una revuelta, más tarde una guerra; allí un asesinato, acá una conspiración. Y siempre quemando a algún desgraciado con ansia de miras y altura de ideales. Sublime el momento en que han sustituido al Jefe de turno y el nuevo comenta que seguramente estará pescando en alguna isla, gozando de su merecida pensión; dos páginas y lo encontramos muerto entre el gentío de la Comuna.

   El contexto de fondo es la elaboración de los famosos "Protocolos de los Sabios de Sion", que viene bien para contextualizar los que después vino con Hitler: el intento de exterminio de la raza judía. La gente, y esto es lo que importa, se cree estos embustes porque están fabricados ad hoc para lo que ansían escuchar muchos: un culpable.

   Por cierto, quédense con la contraportada-comentario a la obra que viene a decir que estos personajes como Simonini, están aquí entre nosotros, y están para quedarse.

   P. D.: No me pagan nada por la propaganda, pero deberían.

viernes, 4 de marzo de 2011

La genialidad.

  Decía Salvador Dalí que la única lectura que soportaba era de libros sobre física y química, "porque no entendía absolutamente nada". Pero era un genio y su pensamiento, por tanto, diferente al común de los mortales. Hay centenares de ejemplos parecidos; mentes privilegiadas que se acercan a las cuestiones de manera tangencial, y hasta hiperbólica. Como caso actual, ahí tienen a José Mourinho...

   Hoy quiero hablarles de uno de esos genios, aún vivos, que de manera desconocida para nosotros (bueno, para los que de nosotros no sean genios), realizó un descubrimiento trascendental que le catapultó al Premio Nobel de Química en 1993. Estoy hablando de Kary Banks Mullis y la técnica de "reacción en cadena de la polimerasa".

   Se trata de usar las ADN polimerasas para replicar fragmentos de ADN. A partir de aquí se usa en diagnóstico viral, detección de genotipos, detección de mutaciones, enfermedades hereditarias, antropología y medicina forense, paleontología, cultivos en agricultura, etc.

   El tal Mullis es un individuo complejo y polémico, y ha provocado que muchos de sus colegas se levanten en alguna de sus conferencias y que tengan que quitarle hasta el micrófono ( es curioso el paralelismo con José Mourinho -caramba, pareado -).

   Pero donde quiero llegar es a cómo lo descubrió. Parece ser que le vino la solución mientras conducía de noche por las carreteras del norte de California que hay que verlas eh - yo no las he visto -. De pronto, detuvo el automóvil y despertó bruscamente a su amigo acompañante. Había encontrado la solución.

   Desconozco si perdió su amistad a partir de ese momento, pero esa manera de pensar no pensando, de acercarse a una solución por un camino diferente, es patognomónica de la genialidad. Ese descubrir que la menor distancia entre dos puntos no es una recta, sino curvar la hoja de papel y juntar los puntos; eso es ser un genio.

   En España tiene que haber genios así. Sólo necesitamos que una compañía como CETUS CORPORATION los contrate y que sepan conducir aunque sea por Las Alpujarras. Por cierto, parece que CETUS le pagó 10.000 dolares por el invento y luego lo revendió por 300.000.000 de dólares a ROCHE. Pero ésa es otra historia.

   Buen fin de semana, amigos.

miércoles, 2 de marzo de 2011

Encuentros con un puma.

  Hace poco leía que, en el Gran Cañón del Colorado, hay carteles que advierten de encuentros con un puma - referido al felino, no al cantante - y aconsejan: "Mirarle fijamente a los ojos, mover mucho los brazos y, si te ataca, defenderte agresivamente".

   Yo pensaba que España era el único país, más o menos desarrollado, en el que la Administración se cachondea de tí, pero no, parece que hay más Estados que lo hacen. ¿Pero qué es la Administración? ¿Cómo nos afecta?

   Pues sepan que la Administración - la que decide, claro - sale de sus votos cuando les dejan votar. Así pues son ustedes, o al menos la mayor parte de ustedes, los que les han dado el "cargo". A partir de ahí, esta nebulosa de libre designación toma decisiones: desde apartados que ni sabiendo español se entienden hasta conducir a 110 ó 30 Km/h; desde subir la electricidad cada 4 meses a bajarle directamente su sueldo (si lo tienen); desde exigir niveles formativos de máximo grado para ser un triste oficinista, hasta nombrar reconocidos incapaces para puestos de responsabilidad; y así otras perlas.

   Claro está que también nos dan sanidad gratis, subsidios, pagas de todo tipo, seguridad ciudadana, alumbrado público, nos recogen la basura, buenas carreteras, bonitos parques, y hasta condones. Todo al módico precio de subirnos los impuestos cada día más, dejarnos menos liquidez para copas y compras, y reñirnos por no consumir.

   Porque este "depredador" llamado Administración si te quejas, te riñe. Sí señor, te tacha de "inculto, trasnochado o de ser de derechas".

   De manera amigos que, cuando le fastidien, ya sabe: "mírele a los ojos, mueva los brazos y póngase en posición genupectoral". Ya sabe, ésa en la que a uno mejor le dan por el c...

  Buenos días.

  

viernes, 25 de febrero de 2011

Consejos para ir a juicio.

   Para el hipotético caso de que sea, alguno de ustedes, citado a juicio como testigo, perito o -tristemente - imputado, les suelto a continuación algunos consejos a los que bien vendría aquel refrán: "consejos vendo, que para mí no tengo".

   Si van como imputados, ante todo vístanse bien y, caso de tenerlos, dejen a un amigo los piercings, pendientes y demás quincalla que, bien podría ser el caso, desagradasen a su señoría o le transmitiesen un equivocado concepto de su, sin duda, impecable bonhomía. Respondan de manera clara pero no necesariamente concisa, es decir, aclaren lo que crean que pueden aclarar y que el contrario tiene interés en complicar a su gusto. Sepan que si no son inocentes tienen el derecho a no declarar contra sí mismos, aunque no el derecho a mentir. ¿Que cómo lo hacen? No sé, pregúntan a un político antes de ir...

   Si van como testigos, vístanse también de manera adecuada, asegurense que haya algún abogado por allí, mayormente de su lado, que les defienda ante las preguntas impertinentes, inútiles o capciosas que pueda formular la parte en su contra. Es bien cierto que esa labor también queda en el Juez, pero no se fíen, que la última vez que fuí creo yo, a mi buen entender, que su señoría andaba en alguna avería del coche o, en el mejor de los casos, en dónde llevaría a cenar a su señora aquella noche. Digan lo que vieron u oyeron, tiren de memoría, y si esta les falla pidan permiso para consultar algún papel que tengan.

   Si van como peritos, recuerden que son "auctoritas" en la materia y, por tanto, se les supone una presencia (vístanse bien) y un saber del tema. Se les da por jurada la objetividad e imparcialidad aunque el cliente les haya pagado religiosamente lo que con tanta razón se les debe, porque, de verdad, hay casos que le desconciertan a uno cuando lee los informes.

   Los testigos y peritos sepan que les debe abonar los gastos el que les ha propuesto, que ya luego en costas arreglarán cuentas las partes. Los imputados no sé, pregunten, aunque creo que tienen derecho a comida y agua al menos.

   Los testigos, por favor que sean verdaderos, que si son falsos y les cojen tengo para mí que les van a aplicar unos cuantos artículos del Código Penal y van a pasar, tristemente, al equipo de la comida y agua garantizada.

   Los peritos, caso de ser varios y de entrambas partes, sepan que les pueden citar el mismo día y, resulta curioso, como se saludan en el rellano o antesala de la sala, aun sabiendo que uno dice blanco y el otro negro. En esto pasa como en la cafetería y pasillos del Congreso de Diputados, que "to er mundo e güeno".

   Y no sé que más aconsejar... Bueno sí, pidan al Dios en que crean que les aleje lo más posible de estas situaciones que, la verdad, a la gente normal nos afloja un tanto las canillas.

martes, 22 de febrero de 2011

Libertad de expresión.

   El otro día, en un informativo, la presentadora daba una noticia sobre un adolescente que tiene mucho éxito en el mundo de la música, y ya al final criticaba unas declaraciones del artista que nada tenían que ver con la cuestión. Al parecer, el chico había dicho que estaba en contra del aborto, incluso en caso de violación. La presentadora le sentenciaba: "Esperemos que a este chico alguien le enseñe a pensar..." ( o algo así, no es del todo literal supongo).

   Estos mismos presentadores y presentadoras te dan una noticia de un atentado masivo, de un bombardeo, de torturas, de mafias, de desastres naturales, y lo hacen como un robot, como si te dan el precio de la leche en esa semana. ¡Parecen idiotas hablando! Desde luego, nunca añaden coletillas del tipo: ¡Vaya cabrón de dictador!...¡Vaya unos jueces corruptos!...¡Qué verguenza de miseria para todos!... o ¡Deberían matar a estos terroristas!

  Pero al muchacho sí le condenan, por expresar una opinión que va en contra de la moda de pensamiento único que nos invade. Hoy, está claro, hay una serie de temas tabú que son intocables y no puedes opinar sobre ellos. Puedes estafar, robar, matar, y hasta ser un pederasta y nadie, ningún presentador, te pondrá una coletilla del tipo ¡vaya cabrón!. Pero amigo: de aborto, homosexuales, calentamiento del planeta, nacionalismos, negociación con ETA, etc, etc,...Ni se te ocurra opinar.

   La Libertad de expresión, junto con la libertad de comercio y propiedad privada fueron los primeros derechos humanos que se reivindicaron tanto en los Estados Unidos como en Francia, junto con la libertad religiosa. Creo que "alguien debería enseñar a pensar en éso" a esos presentadores, progres de Armani que nunca han sabido lo que es pasar verdaderas penurias. Los seres humanos tienen el derecho a decir lo que piensan, a pensar lo que quieren y a querer lo que sueñan. Ninguna cadena de televisión me va a decir lo que debo opinar, y aunque la mayoría lo intente siempre habrá alguna que no, o al menos un buen libro que leer.

   Recuérdenlo, los derechos y los valores nos hacen grandes, y a la postre es lo único por lo que merece la pena vivir y morir.

miércoles, 16 de febrero de 2011

Negativa a tratamiento vital.

 Partiendo del artículo 15 de nuestra Constitución aquel tiene, como correlato, que en nuestro Ordenamiento Jurídico "la privación de la vida propia o la aceptación de la propia muerte es un acto que la Ley no prohíbe". Sin embargo, nuestro Código Penal sí que castiga la cooperación necesaria o la inducción al suicidio, aunque con penas inferiores en el caso de enfermedad grave y petición expresa del enfermo. (Ver artículo 143.4), y ello referido sólo a comportamientos activos; no a los omisivos.

   De otro lado, el paciente tiene el derecho a negarse a un tratamiento, salvo en los casos determinados por la Ley, básicamente por motivos de Salud Pública. Los demás casos podrían salvarse, en general, con la manifestación del paciente, sus voluntades anticipadas, la decisión de familiares, representantes, etc. Incluso siempre nos quedaría el Juez o el Fiscal si no lo vemos claro. A falta de todo lo anterior, le queda al médico la válvula de intervención urgente y que no admita demoras, y amparada por la lex artis de la ocasión.

   Quede claro que el consentimiento debe ser "como Dios manda", y que es revocable al igual que las voluntades anticipadas o testamento vital, y que siempre tiene preferencia el primero sobre el segundo si es que el paciente, en el interín, está en condiciones de manifestar algo y así lo acepta el médico que le atiende, que bien podría tener sus dudas y estaríamos de vueltas otra vez al Juez o al Fiscal.

   Aparte hay que esquivar los delitos de omisión del deber de socorro y omisión del deber de asistencia sanitaria (arts. 195.1 y 196), y los delitos por omisión según criterios del artículo 11, que viene a decir que se tenga una obligación legal o contractual de actuar. En este contexto, el médico debe recordar su obligación de "respeto de las decisiones adoptadas libre y voluntariamente por el paciente".

   Pues bien, en ese panorama de tránsito a la muerte podemos encontrarnos con estados terminales, estados vegetativos, minusvalías graves, etc. Y aquí entran en juego el renunciar a prolongar artificialmente la vida, el anticipar la muerte por efectos secundarios de un tratamiento paliativo, o el provocar directamente la muerte; y todo ello desde el consentimiento, el no consentimiento o el sin consentimiento; y lo mismo referido a testamento vital.

   Cuidado porque pueden aparecer los delitos de lesiones o faltas de lesiones y malos tratos, incluso en aquellos casos que busquemos aliviar el sufrimiento, siempre que se produzca sin el consentimiento o no digamos ya contra su voluntad.

   Por otra parte, la no conexión de aparatos, si es con consentimiento, no da lugar a conducta delictiva. En caso contrario nos vamos al homicidio o a la denegación de asistencia sanitaria. En cuanto a la desconexión de aparatos puede equipararse a una conducta omisiva como la descrita antes, es decir, la no conexión. Pero si la enfocamos como activa pues volvemos a lo mismo: nada si hay consentimiento y delito si no lo hay. Pero esto válido para el terminal, porque si se trata de una minusvalía crónica, con consentimiento incluso entraríamos en el homicidio consentido que citábamos al principio, el del artículo 143.4, aunque sería finalmente lícita bajo el artículo 20.7 que dice aquello del deber de actuar, que también se le supone al médico. De todas formas, mi consejo es que "quieto parao" porque aquí no hay urgencia que valga y que hable el Juez o el Fiscal. (Por cierto, queden añadidas en toda la entrada las expresiones Juez/jueza, fiscal/a, no vayan  a multarme por una tontería).

   ¿Que no se ha enterado de nada? Yo tampoco mucho, la verdad, pero el tema es interesante. En general, amigos y amigas, prudencia y buen hacer; respeto bidireccional en nuestro trabajo. Y recuerden que a veces, "lección dormida, lección aprendida", de manera que esperen y no se precipiten, y consulten y pidan ayuda que es muy útil.

  Buenos días.

 

viernes, 11 de febrero de 2011

Segunda opinión y tertulias.

   En España, muchas Comunidades Autónomas han desarrollado el derecho a una segunda opinión médica. Al igual que otras muchas cuestiones, todas vienen a decir más o menos lo mismo, pero ¿que Comunidad Autónoma sería si no tuviese su propia ley para algo? ¡Vengan leyes, ya saben!

   En general, se trata de autorizar este derecho siempre que se reúnan requisitos de gravedad, amenaza de discapacidad o dudosa relación riesgo / beneficio. Porque sepan ustedes que en este cortijo los derechos se reconocen, pero luego ya veremos si se autorizan o no.

   Yo, ayer mismo por la noche decidí unilateralmente hacer uso de esta opción a informarme. ¿ Y sobre qué? Pues sobre algo que me preocupa y que requiere un buen diagnóstico. ¿Estamos arruinados o no estamos arruinados? A fe mía que reúne todos los requisitos la cuestión.

   Pues nada, me voy a la tertulia de Intereconomía y, en cosa de media hora, casi que decido bajar al sótano a elegir la maleta con la que emigrar de este país. Sin embargo, me recupero un poco y acudo a la tertulia de la Sexta en la que, de manera sorprendente, encuentro a Nacho Villa cual maestro de ajedrez en una partida simultánea. ¡ Desde luego este hombre tiene valor, o le pagan mucho no sé! El caso es que aquí el mundo se torna maravilloso, y más que la maleta lo que me entran ganas es de abrir un buen vino y regar mis dudas con al lado, si es posible, un platito de jamón.

   Y yo me pregunto...¿Serán las segundas opiniones médicas así?  ¿Me dirá un artista que voy a quedar como una rosa y el otro, cual parca maldormida, que acabaré en una silla de ruedas? Porque si esto es así, y bien pudiera serlo, ¿para qué sirve esta segunda opinión? ¿Para que me entren más dudas?

   No sé no sé... En cualquier caso estoy mayor para emigrar y aún joven, a Dios gracias, para beber vino. Bebamos pues y veamos Telecinco que ahí no hay dudas señores. Es lo que hay.

   Buenos días.

viernes, 4 de febrero de 2011

Sanitarios en Egipto.

   He tenido curiosidad por ver como están los compañeros médicos en Egipto y, buscando buscando, la verdad es que desde los esplendorosos tiempos de Imothep la cosa, tristemente, ha decaído.

   Parece ser que este país tiene varios honores "dudosos" como es un 14´7 % de la población con hepatitis C ( medio millón de infectados al año). Para que se hagan una idea, en Escandinavia el mismo porcentaje es del 0´1 %. Otro primer puesto en el ranking mundial es el otorgado, a juicio de un Informe de Médicos Británicos, por su consideración de líder indiscutible entre los países con mayor peligro, para el turismo, en lo relativo a riesgo de contraer enfermedades graves gastrointestinales, con nada menos que 82 casos / 100.000 habitantes (casos de turistas, claro). Aconsejan, incluso, no tragar nada de agua en las piscinas, ni un buche. ( Yo allí, desde luego, no podría bañarme porque siempre trago agua...)

   ¿Y el salario? Pues asómbrense: 100 dólares / mes. Unos 72 euros. ¡ Im - prezionante!

   Ahora, con la revuelta o revolución, pues fíjense que en un Hospital del barrio de Abbasiya los sanitarios se han tenido que defender de un ataque. Para ello han usado cócteles molotov. "Tó la p... vida estudiando pa acabá tirando cócteles molotov..." También es curiosa la noticia que he encontrado de que en algunos hospitales, los médicos han recibido "instrucciones claras" para no registrar los muertes por balas, por armas de fuego. Quieras que no esto baja mucho la estadística.

   Así las cosas no me sorprende que el Presidente Mubarak se operase en Alemania el pasado año, "oficialmente de vesícula biliar", y que antes, en 2004, hiciese lo mismo en Munich por una hernia discal. ¿Cómo va a ponerse este hombre en manos de sus médicos nacionales? Yo creo que le eutanasiarían.

   Buenos días.

lunes, 31 de enero de 2011

Circulación colateral.

  En Medicina, es bien conocido el fenómeno que se produce al disminuir, o interrumpirse bruscamente, el riego sanguíneo a un determinado órgano o tejido, y que no es otro que el aporte por otras vías, por otros vasos de menor entidad, de aquellos nutrientes aportados por la sangre y que son necesarios para la vida. Es pura fontanería natural y supone, en casos como el cerebro o el músculo cardiaco, la diferencia entre la vida o la muerte o, al menos, la muerte un poquito más tarde. Se trata de la circulación colateral con la que nuestro organismo se "busca la vida" para seguir alimentándose de aquello que necesita.

   A nuestro mundo, a nuestra sociedad, le ocurre lo mismo cuando algo le falta. Así, los fenómenos migratorios desde las zonas más deprimidas a las más desarrolladas no son, de facto, sino una búsqueda de nutrientes condensados en trabajo y libertad. Y se me ocurre esta reflexión a la vista de lo que está ocurriendo en el mundo árabe del norte de África. Allí, el colapso provocado por la miseria y el autoritarismo, por la corrupción y la falta de libertad, está produciendo una circulación colateral revolucionaria, explosiva y de imprevisibles consecuencias.

   Lo mismo pueden ustedes aplicar a tantas y tantas cosas, como el clima, donde a veces pareciera que la tierra no sufre sino una termoregulación corporal, una febrícula que buscara contrarrestar la viremia que conlleva la mierda que producimos en exceso.

   También tenemos en España una interesante circulación colateral, la de los jóvenes con un 45 % de paro, una excelente preparación académica y un lamentable y contrastado desprecio por parte de esa madrastra que es nuestra nación, o nación de naciones como ustedes quieran. Estos jóvenes talentos, esos que tienen ganas de comerse el mundo, de vivir la vida, infectados de esa bacteria juvenil llamada ilusión...Pues sí, esas promesas de alegría y futuro se empiezan a largar de manera lenta, silenciosa, a otros países que sí les ofrecen reconocimiento, trabajo y oportunidades. Y esa descapitalización humana, esa vejez prematura para nuestro país, es un drama intelectual y productivo de, también, imprevisibles consecuencias.

   Cualquier cirujano vascular sabe que es prioritario atacar ese trombo o émbolo que corta las aspiraciones de vida de los tejidos, y que la circulación colateral no es sino "pan para hoy y hambre para mañana". Es urgente combatir esos trombos de miseria, de corrupción, de incultura, siquiera porque a la clase política no se les caiga la cara de verguenza cuando el Rey sanciona leyes que hablan de "igualdad, mérito y capacidad".

   Buenos días.

jueves, 27 de enero de 2011

El rayo que no cesa.

   Tal día como hoy, del año 1945, las tropas soviéticas liberaban el campo de concentración de Auschwitz-Birkenau, la mayor fábrica de sufrimiento jamás creada por el ser humano. Es imposible para nosotros, idiotizados en una sociedad idiotizante, comprender un ápice de lo que allí sucedió. A duras penas logramos acercarnos a uno cualquiera de los dramas individuales, a una cualquiera de las durísimas escenas de separación entre abuelos, padres e hijos; instantáneas, rápidas, inapelables.

   Allí no se buscaba la muerte sino que la meta, el fin último, era el "perded toda esperanza" de Dante. Habla Imre Kertész de un rabino que se esforzaba en mantener la fe en Dios en aquella desolación, pero era imposible. Esa era la meta: la destrucción de una fe, de la fe del hombre en algo más que este mundo de poder y mentira. Sin creencias, el hombre ya no es nada, no opone resistencia, es manipulable, y ese erial que permanece puede ser sembrado con cualquier mierda.

   En cierta ocasión tuve que argumentar el por qué de la existencia de un Dios de bien y de esperanza. Sólo pude hacerlo desde la premisa de un mal evidente y descarado, tal y como un médico se convierte en absurda invención sin la existencia del sufrimiento y la enfermedad. Por esta razón no es la fe sino la esperanza, y por esta razón se buscaba el "perded toda esperanza".

   ¿Pero como se llegó al horror?. ¿Por un loco? NO, NO, NO. Fue la manipulación en los medios, la defensa de los valores, la reivindación del orgullo nacional, la crisis económica, la democracia... Sí, la democracia que encumbro a un partido político y a su dirigente. Después vino el derecho que deriva de la sensibilidad de la sociedad en cada tiempo, claro que sí, de la sociedad, de miles y miles de individuos que comparten una necesidad imperiosa de cambio, de progreso, de justicia.

   Hoy puede volver a suceder algo así, y de hecho sucede en algunos sitios, aunque sin la efectividad de la maquinaria alemana. Tenemos todos esos mimbres necesarios, también la democracia manipulable. El horror puede volver en cualquier momento, y por esa razón es tan importante la memoria, la visión crítica e inteligente de los acontecimientos, la huída de los salvadores que pueden aparecer. El mal no puede atacar la lucidez y la fe de algunos, pero puede alimentar la estupidez de muchos.

   Buenos días.

 

lunes, 24 de enero de 2011

Lex artis.

   Significaría "ley el arte" o ley artesanal o regla de actuación de la profesión que sea. Desde luego, es aplicable a la medicina. En línea jurisprudencial se podría encontrar la definición de: "criterio valorativo de la corrección del acto médico concreto ejecutado por el profesional de la medicina que tiene en cuenta las especiales características de su autor, de la profesión, de la complejidad y trascendencia vital del actor y, en su caso, de la influencia de otros factores endógenos -estado o intervención del enfermo - de sus familiares o de la misma organización sanitaria, para calificar dicho acto de conforme o no con la técnica normal requerida". Estas últimas circunstancias ambientales llevarían a hablar de una "lex artis ad hoc", o específica de cada caso concreto.

   Se trata de valorar la infracción del deber de cuidado, quedando excluida según jurisprudencia del Tribunal Supremo la falta de extraordinaria pericia o cualificada especialización (que no excluiría, quizás, el ilícito civil pero sí el penal), y tomandose como referencia la diligencia del hombre medio, del profesional medio.

   Todo ello, según también reiterada línea jurisprudencial del Tribunal Supremo acerca de la medicina como " no obligación de resultado, sino una obligación de medios y servicios".

   Con estos mimbres, la actuación del profesional debe ser la correcta según el estado de la ciencia médica y los requerimientos de conocimiento exigidos a cada uno en su ámbito de actuación, en el contexto de medios a su disposición puestos por la organización sanitaria, bajo las circunstancias de cada paciente o enfermo y, por supuesto, bajo las reglas objetivas que la legislación exige, en cada momento, y que el trabajador sanitario debe conocer. Estas últimas reglas objetivas - entre cuyo ejemplo no puedo dejar de reseñar el consentimiento informado - son de indudable e inapelable aplicación por los jueces, porque son precisamente aquellas facetas de más fácil valoración al venir exigidas por ley, y no por el arte - siempre evolucionando - de la ciencia médica.

   En resumen amigos, no todo es enjuciable de la misma manera a la luz de cada circunstancia particular; pero toda disposición legal no aplicada a cualquier caso será enjuiciada, sin mayor miramiento, a la globalidad del deber de cuidado exigido por nuestras leyes.

   Como decía un profesor que tenía cuando yo era joven: "Señores, que no todo es el Síndrome de Goodpasture". Es decir, que no se nos pide acertar en los apellidos de la enfermedad, pero digámosle por caridad cristiana que parece que los pulmones y riñones andan como la economía, y que vamos a dejarnos la piel en curar lo que se pueda curar. Con menos se adelante mucho más.

viernes, 21 de enero de 2011

¿Entregamos la Caja Negra?

   Puedo asegurarles que la Historia Clínica es como la "caja negra" de un avión y, por tanto, el objeto al que acudir para desentrañar qué ocurrió o, al menos, acercarnos a saberlo.
 
   En ese desagradable momento en el que alguien considera que no le hemos "arreglado" bien - no digamos ya si le hemos "roto" - es seguro que recibiremos un requerimiento administrativo o judicial para entregar toda la Hª Cª y, de paso, algún Informe en el que podamos resumir y aclarar lo que tengamos a bien. Aquí caben varias opciones: desde obedecer y rápido ( lo cual recomiendo), hasta no enviar nada pasando por mandar las cosas a medias. (De todo he visto porque de todo hay en la viña del Señor).

   El Tribunal Supremo, en más de una ocasión, ha indicado el deber de entrega de esta documentación advirtiendo, de paso, no ya una inversión de la carga de la prueba para el demandado sino, lo que es peor, que puede ser de por sí demostrativo de negligencia culpable. A modo de ejemplo: "La ausencia de historia clínica constituye una negligencia adicional, de carácter burocrático..., y como no hubo diligencia sino por el contrario patente negligencia, la responsabilidad es innegable". (STS, Sala 1ª, de 24 de mayo de 1999). Más claras no debe haber muchas.

   La intimidad, el secreto médico, la confidencialidad, la reserva de anotaciones subjetivas y tantas cosas bellas de la relación sanitario-paciente, CEDEN. ¿Que hay base legal para sostenter la resistencia a entregar toda la Hª Cª? Seguramente, pero también para lo contrario.

   Como dice alguien que conozco que ejerce en una Audiencia Provincial: ¿Que no me mandan la Histoooriaaa...? Y es que ya conocen ustedes el aforismo: "Las leyes son lo que dicen los jueces; y lo demás son sandeces".

martes, 18 de enero de 2011

Estado de la batería a 18-1-2011.

  He decidido meter entradas en la Hoja de Evolución de este paciente llamado Tierra. Espero que con letra legible. La situación a día de hoy es la siguiente:
  A) Una señora que mandaba en Túnez ha dado el primer "golpe del siglo" llevándose tonelada y media de oro. Como las estrellas, no nos cabe en la cabeza.
  B) En España, se confirma que no dimite nadie "manque pierda".
  C) Internet es el invento del siglo, y va camino de acabar como el invento del siglo anterior (la televisión). ¡Por favor, SALVAMÉ!
  D) Una religión parece afianzarse como el deporte-rey: " money", in english.
  E) El clima no parece estar mejor que mi aparato de aire acondicionado.
  F) Parece que puede haber extraterrestres, pero no están muy seguros de que sean buenos. ¿Más malos "entoavía"? ¡Que llamen a Spielberg, por Dios!
  G) Hay rumores de que Zapatero volverá a dedicarse a sus zapatos.
  H) Prosigue la búsqueda del adolescente, visto por varios testigos en el parque, leyendo un libro de Historia.
  I) Berlusconi dice que se ha enamorado.
  J) No está aún claro si el fondo de rescate de la Unión "Uropea" es un fecaloma, una obstrucción intestinal tumoral, o simple falta de fibra.
  K) Va detrás de la J.
  L) La libertad es inversamente proporcional al crecimiento del PIB de los países.
  M) El Estado de las Autonomías, en España, es como vivir en un país dentro de otro país. (Véase "Alicia en el País de las Maravillas").
  N) Hay un tío que dice que tanto político no es necesario. (Está por confirmarse).
  O) Salvo enfermedad mental que no conozcamos, Natalie Portman parece estar muy bien.
  P) Me ha estafado una empresa que dice que no son solventes. Recuerdo la primera vez que busqué esa palabra en el diccionario: ¡era tan feliz!
  Q) Va detrás de la P.
  R) Obama tiene cara de bueno, y ya decía Da Vinci que a los cincuenta uno tiene la cara que se merece.
  S) Sigo siendo del Atlético de Madrid.
  T) He notado que me da verguenza tener verguenza ajena.
  U) La pregunta que atormenta a los filósofos es: ¿Es mejor pedir dinero o deberlo?
  V) Leer a Miguel Hernández es la mejor terapia contra la verborrea poética que nos invade.
  X) Estoy convencido de que sigue habiendo gente buena en el mundo.
  Y) Cada noche me acuesto dando gracias por haber vivido un día más, pero a veces me cuesta.
  Z) Pos Zapatero. "¿What else?" - que diría el Clooney.
 

lunes, 17 de enero de 2011

De abortos y paellas.

  El derecho es un poco como la paella que, conociendo por encima los ingredientes, cada uno hace una distinta a su gusto y, en definitiva, como le da la gana. Y me viene al caso esta reflexión por haber dedicado la tarde de ayer a leer la legislación sobre el aborto en España - a otros les da por chupar cristales, que diría mi madre -.

   Es de esas leyes que no dejan a nadie indiferente porque, en estas cosas, cada uno tiene su sensibilidad, y en cualquier caso esta ley acabará con el andar de los años en manos del Tribunal Constitucional que dirá - cual Ferrán Adriá - si la paella merecía o no la pena. Mientras llega el veredicto lo que sí tenemos es:

   - Unos comités clínicos que vienen a ser un poco como el Tribunal de las Aguas de Valencia, nombrados a dedo, y uno de cuyos miembros puede ser nombrado por la madre aunque creo que no dispone de una paralela capacidad de recusación.
   - Un consentimiento con 16 y 17 años que es lo que hay, pero con una graciosa válvula de escape para la adolescente que le permite evitar la información a los padres: que me da yuyu decírselo, vaya.
   - Una garantía absoluta para la madre en su decisión hasta la 14 semana creo recordar. Parece ser que hasta ese momento el tertium genus que supone el nasciturus no es tal, y por ende no hay siquiera derecho en conflicto porque como dice el refrán "dos no pelean si uno no quiere - o no puede, en este caso".
   - Una garantía a la objeción de conciencia, por anticipado, por escrito, registrada, circunscrita a la interrupción y no al antes o después, etc, etc.
  - Una información adecuada a la madre. Miedo me da esta parte porque como saben los que me leen si alguien me lee, la información a los pacientes es mi debilidad junto con los agujeros negros; nadie sabe bien que c... son. En fin, que sea una información objetiva y quedémonos con ésto.
  - Educación y Formación con "perspectiva de género". No me dirán que no es brillante la expresión del cocinero de turno. En lo tocante a la formación, me conformo con tener formación a mi alcance y por mí como si me hablan del Emperador Conmeno y el Príncipe Bohemundo.
  - ¡Y Planes! ¡Vengan Planes!

   Quiero quedarme con el aborto como situación dramática que puede vivir una mujer - y su pareja si la quiere, también - en la que unas circunstancias han establecido una situación límite a su capacidad de decisión. Lo demás son negocios, ideas, rencores, frustraciones, narcisismos intelectuales, protagonismos, e incluso delirios.

   ¿Habría abortos en Arcadia? Los poetas dirán.

miércoles, 12 de enero de 2011

Educación y Ferraris.

   No acostumbro a meter entradas relacionadas con las noticias diarias de los periódicos; sería demasiado fácil y me gusta más la dificultad de cazar musas. Pero a ésta de hoy no puedo resistirme. Se trata de que la futura Ley de Educación en Extremadura que están gestando PSOE y PP (más el primero que el segundo, imagino) reconoce muchas cosas interesantes e irresistibles para un comentario. Veámoslas:

   Para empezar mete 1600 millones de euros adicionales en los próximos ocho años. Cuidadín, que no me lo puedo de creer. Con la que está -y estará - cayendo en economía, es como si yo en mi casa me compro por fin el Ferrari que merezco y lo pago en ocho años. ¿No, verdad? Pues éso.

   Se premia la permanencia o trabajo en centros singulares o de entornos rurales, dicen, y ésto me parece muy pero que muy bien. Siempre he mantenido que no se puede cobrar de manera horizontal sino particular. Ahora bien...¿Por qué no hacen ésto mismo con carteros, médicos, administrativos, enfermeros, celadores, bomberos, fuerzas de orden público, y demás tropa funcionarial o estatutaria de demostrada abnegación por el país? Es sólo cuestión de meter unos millones más al papel, que lo aguanta tó. ¡Háganlo!

   Pero no hay Ley sin joya, y aquí son unos 90 millones parte de los cuáles van vinculados a que acaben la ESO en años decentes y sigan estudiando, a que sepan inglés y portugués, y a que saquen buenas notas. Dejando aparte que yo hubiese apostado como tercera lengua por el chino antes que por el portugués ( a pesar de la belleza de dicho idioma), hay que reconocer que le han echado un par a éso de las notas de los alumnos. No me cabe duda de que he leído mal la noticia, o no estaba bien escrita o contrastada, porque si esto es así, si me van a pagar más porque mis alumnos tengan mejores notas, entonces señores me voy al Google Images a buscar fotos de Ferraris, que ya me veo montao en uno.

   Claro que ahora que lo pienso yo no tengo ningún alumno porque no soy docente. ¡Vaya!

   ¡Qué cosas!