Temas conflictivos en Medicina a la luz del Derecho actual.



Espacio de debate y diálogo, para profesionales sanitarios y del derecho, interesados en temas decorados por más de un color, por más de un criterio, por más de una consecuencia.







Puede que no haya una decisión acertada, pero seguro que hay muchas erróneas.































































jueves, 2 de diciembre de 2010

El paciente descompensado.

   Si tengo un paciente con insuficiencia renal moderada o grave, cierta edad, y cuatro números acertados para una lotería de cáncer en algún lugar de su colon, tendré que supervisar su filtrado, sus iones, su alimentación, los fármacos que puedo dar y a qué dosis, etc, aunque haya acudido a mí por un golpe en un pie. Si me centro en ese golpe, que desde luego habré de valorar, estaré tratando no a una persona sino a un pie inflamado o roto, y aunque le quede esa zona de su cuerpo como un pincel es posible, si Dios no lo remedia, que terminen de tratarlo en el Purgatorio si su alma lo merece.

   Con esta crisis que llaman económica creo yo que pasa algo parecido. Recuerdo que cuando yo era más joven siempre decía que a mi pueblo, algo atrasado, tardaba mucho en llegar lo bueno pero también lo malo. Pero eso era antes, antes de las carreteras modernas, de los medios de transporte modernos, de las fronteras modernas, de la globalización moderna que ha convertido al mundo en un todo, en un pie con edad avanzanda e insuficiencia renal grave.

   Y es que este paciente está descompensado. En ciertas partes legisla derechos humanos de cuarta generación y en otras no se cumplen ni los de la Revolución Francesa; allá se crea una cocina de alquimista y acá no hay agua para unos cereales que da asco sólo mirarlos; aquí enferman de la piel por tanta ducha y por otro lado ni hay agua ni se la espera...

   Es como las pensiones. Fíjense, se trata de que los viejos trabajen más años mientras la tasa de paro en los jóvenes se duplica, en esos jóvenes que tienen ganas de comerse el mundo y demostrar que ellos valen. ¿Conocen alguna empresa privada donde ocurra algo parecido?

   Del clima ni entiendo ni hablo, pero tengo para mí que no va mucho mejor que el pie de este paciente descompensado que llamamos Tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada