viernes, 4 de enero de 2013

Ser periodista.


   Cuando de joven quería ser periodista, mi hermano siempre me decía: "escribes bien, pero te falta mala leche". Yo entonces no le entendía bien por éso, porque era joven, y no había vislumbrado aún que muchas veces el periodista es, salvo honrosas excepciones, un tocacojones que ni sabe ni quiere saber y, si acaso, quiere vender.

   La venta me lleva a la empresa para la que tendrá que trabajar uno, que obliga a seguir eso que llaman "línea editorial" y que no es sino una mala leche enfocada a unas determinadas dioptrías, y rece usted porque la ideología del patrón coincida con la suya, si la tiene, ya que de no ser así terminará sufriendo "ardores y malas digestiones", y es que hoy día es muy posible que sea o la mala digestión o el paro, porque hay casi más periodistas parados que galenos cuando yo acabé la carrera, que ya ha llovido, y que le convertía a uno en "médico por horas". ¡ Ja, cómo suena esa expresión!

   Así pues, de no estar parado pasamos a trabajar que no es sino un escribir en el caso del periodista. ¿Un escribir sobre qué? Pues qué va a ser sino lo que dice siempre mi madre, incluso cuando no era todavía mayor que no sé yo ya cuándo fue eso: "Sólo dicen gansás". ¡Madre mía, que razón tienes! Y se lo digo yo que voy creciendo y haciéndome mayor y casi todo lo que leo me parece una gilipollez, con perdón pero no menos contundencia en lo que digo. ¿Que no? Hagamos la prueba del algodón: cojan, cojan cualquier noticia o notición, déjenla reposar unos meses...qué digo meses, semanas si quieren y... ¿Ridículo de releer, a que sí? Pues por eso, porque era una gansá que no podía llegar a nada y como, encima, el mundo va a toa máquina, pues ha terminado siendo una gansá fagocitada y más pasada de moda que la pana gorda.


   ¿Qué nos queda, dirán ustedes? Pues el talento y la suerte, es decir las vacas sagradas que más o menos hacen y dicen lo que quieren aunque haga eones desde que hicieron una paella decente. Vamos, lo mismo que un músico, un actor, un poeta o un pintor, que anda que no se vive de las rentas en todas esas artes cuajadas de malasartes.

   ¿Y por qué he soltado esta retahíla?... ¡Ah sí, ya me acuerdo! Es que he leído a un par de periodistas que dicen que España "ya" va bien, y "se má venío tó encima".

   Feliz Año Nuevo a todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada